CNI eligió a la vocera de sus pueblos indígenas, no a una candidata a la presidencia

El pasado 28 de mayo, después de varias horas de deliberación y más de medio año de haber iniciado un proceso que a muchos tomó por sorpresa, ayer por fin conocimos los primeros 71 nombres de los integrantes y las integrantes del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) y a quien será su vocera, es decir, el rostro más visto del movimiento en los siguientes meses y quien por su voz hablará una representación de diversos pueblos, al menos 58 lenguas representadas en esta decisión, que no todas las naciones, sino sólo las que hasta hoy suscribieron la iniciativa.

Para muchos medios de comunicación acostumbrados a la foto del día, a la nota del día, de la asamblea salió una candidata a la presidencia, cosa no sólo imprecisa, sino que en algunos, muchos, casos, tendenciosa, ya que en la presentación intentaron aclarar qué es, qué función tiene, qué objetivo tiene el CIG y su vocera, y el por qué aprovechar una coyuntura así. Pero el asunto no sólo se puede entender mirando la foto del día o la nota periodística del día, porque si nos quedamos ahí no entendemos nada, menos aún si leemos o vemos alguna nota que comience con la frase: “El Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional eligen a candidata indígena a la presidencia para el 2018”.

Continuar a ler

Comentários

Submeter um novo comentário

O conteúdo deste campo é privado e não irá ser exibido publicamente.
CAPTCHA
Esta pergunta serve para confirmar se és uma pessoa ou não e para prevenir publicaçãos automatizadas